Un divertido sitio donde el amor siempre está presente

Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?

En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 100 el Miér Jul 17, 2013 2:07 am.

Últimos temas

» ECHO DE MENOS EL FORITO.
Lun Ago 26, 2013 4:39 am por Adrián Wadge

» Un reencuentro de un amor infinito [Sra, Angie Cooper de Bennett
Mar Dic 18, 2012 1:46 am por Jonathan Bennett

» Je vis pour toi et t'aime {Ness&Luke}.
Jue Ago 30, 2012 11:26 pm por Vanessa Anne Hudgens

» A nice day (Xavier&Jess)
Jue Ago 23, 2012 8:27 pm por Jessica Lowndes

» A ballad of JOSEPH FERRANTE
Miér Ago 22, 2012 8:22 pm por Invitado

» encuentro..(angie&jess)
Mar Ago 21, 2012 4:52 am por Jessica Lowndes

» Corse Pie - My lovely & brave horse (libre)
Mar Jul 17, 2012 2:55 am por Caitlin Beadles

» Reencuentro cariñoso con mi papa (Jonatan R.Testa)
Jue Jul 12, 2012 11:07 pm por Kimberly Dos Ramos

» Agustin Lutz
Mar Jul 10, 2012 12:43 am por Kimberly Dos Ramos

» #'Jason D. Bieber.
Mar Jul 10, 2012 12:42 am por Kimberly Dos Ramos

» •Joe'Bieber'Cole•
Mar Jul 10, 2012 12:41 am por Kimberly Dos Ramos

» El superman JOHN ROBERT PATTINSON T. - Ficha
Mar Jul 10, 2012 12:24 am por Kimberly Dos Ramos






    eso te pasa por estar fumando pasta

    Comparte
    avatar
    Adrián Wadge
    No eres nadie..aún
    No eres nadie..aún

    Mensajes : 432
    Fecha de inscripción : 13/06/2010

    eso te pasa por estar fumando pasta

    Mensaje por Adrián Wadge el Dom Jun 19, 2011 11:30 pm

    Regalame aunque sea una noche, y te aseguro nunca olvidaras mi nombre. Una nada más, o más quizas otra mas y a esa le sucederia otra, muchas? Siempre, te parece bien? Pase una mano por mi cabello desordenandolo un poco a la vez que repasaba con la mirada las paredes de la habitacion, al parecer nada habia cambiado, esa pintura seguia en su sitio y... su aroma, aun estaba impregnado en la habitacion envolviendome en él, respire profundamente recordando como era tenerla en brazos y deje la maleta en el suelo, ya habria tiempo para poner todo en orden,claro.. si aun me quería aquí.
    avatar
    Alexis Efron Hudgens
    Empiezas a ser alguien
    Empiezas a ser alguien

    Mensajes : 4699
    Fecha de inscripción : 04/04/2010

    Re: eso te pasa por estar fumando pasta

    Mensaje por Alexis Efron Hudgens el Dom Jun 19, 2011 11:43 pm

    -Fruncí el ceño muy levemente al notar pasos cerca de la puerta principal, o tal vez ya estaban dentro del departamento.. pero aquello último, era imposible, no había nadie más ahora aquí conmigo, a no ser que él hubiera vuelto. Oh dios, ¿había vuelto? Salté de mi cama con una sensación de alegría que depronto invadió todo mi ser y me asomé antes de salir del cuarto, para intentar averigüar por el olor que hacía acto de presencia allí fuera, que se trataba de él y no de algún otro desconocido. Una sonrisa de oreja a oreja se dibujó en mi rostro, iluminándolo como el de una niña pequeña descubriendo por primera vez la felicidad plena y absoluta. Y corrí hasta llegar por fín a él y tenerlo a una distancia prudente como para lanzarme a sus brazos y saber que él iba a envolverme con ellos, sin dejarme caer por el sobresalto.- Adrián.. -murmuré mientras enterraba mi rostro en el hueco de su cuello y dejaba que su fuerte y viril aroma me embriagara por completo. Ya no me importaba cuantos días o semanas, o seguramente meses, habían pasado hasta ahora. O cuantos podría volver a pasar hasta que decidiera desaparecer de nuevo, yo lo quería conmigo ahora. Me aferré a su cuerpo con fuerza y giré mi rostro en su dirección para plantarle un cariñoso beso en el pecho por encima de la fina tela de su camisa.- Te eché de menos muchísimo. -¿Hacía falta decirlo? Por supuesto que no, pero me gustaba dejarlo bien claro.-



    LEXI de Wadge~

    Now everybody asks me why I'm smiling out from ear to ear. (They say 'love hurts') ¡but I know!
    Nothing's perfect, but it's whort it after fighting through my fears. And finally, you put me first.

    I can feel the sun whenever you're near♥ILoveU:


    Jackson, my big brother no matter what<3:
    avatar
    Adrián Wadge
    No eres nadie..aún
    No eres nadie..aún

    Mensajes : 432
    Fecha de inscripción : 13/06/2010

    Re: eso te pasa por estar fumando pasta

    Mensaje por Adrián Wadge el Vie Jul 29, 2011 6:49 am

    No tenía ni púta idea de cuánto la extrañaba. Y podía ser un sinfín de adjetivos, pero ella aún conversaba la sonrisa anhelada, no le afectaba nada todo lo malo que pueda haber en mí, o no lo veía, no sé, la verdad no sé nada, pero esa forma en que corrió hacia mí me decía todo, transmitía tanto, ella transmitía mucho, podía dar todo. Joder, cómo la quería. Envolví mis brazos alrededor de su cuerpo, sosteniéndola, sin querer dejarla ir, nunca más, no quería separarme de ella ni un milímetro, la necesitaba tanto we, tanto- He sido una miérda, lo sé –confesé después que me dijera que me había echado de menos, joder no tenía remedio. Ni ella, ni yo. Ella por no dejar de extrañarme, narcisismo aparte. Y yo, yo por no dejar de volver, siempre, siempre volvería a ella, como un círculo vicioso del que no me puedo apartar ¿Qué me estaba haciendo a la cabeza? Yo mismo. No ella. Ella sólo era un factor secundario. Era un dilema entre yo y yo. Joder, otra vez, el mismo cuento. Agaché la cabeza inclinándola hacia ella, buscando perderme en el aroma de su cabello y de esa manera dejar de analizar lo que esté pasando por mi cabeza, ¿qué era? Ella. Su nombre: Alexis. Ya está, estoy mal, muy mal. Jodido. Sí, estoy así. Enamorado, también, y mucho, lo admito, hasta médula.

    - Pero, ¿aún me quieres aquí? –pregunta al aire, inocente, queriendo averiguar qué era lo que pasaba por su cabeza. Podía irme a London, otra vez, quería irme, la verdad, extrañaba la ciudad, pero más la extrañaba a ella. Mis manos se aferraron a la tela de su remera, arrugándola un tanto, buscando la piel de sus caderas, su calor corporal. Paz. Era cierto, no tenía ni púta idea cómo se sentía esto.
    avatar
    Alexis Efron Hudgens
    Empiezas a ser alguien
    Empiezas a ser alguien

    Mensajes : 4699
    Fecha de inscripción : 04/04/2010

    Re: eso te pasa por estar fumando pasta

    Mensaje por Alexis Efron Hudgens el Vie Jul 29, 2011 8:44 pm

    Estás loco.. -Musité con aquella misma sonrisa de alegría que no se desvanecía de mis labios, y que probablemente seguiría allí hasta el día de mi muerte, o el día en que definitivamente él me abandonara. Estaba loco, sí, por dudar de mí, por no ver en mis gestos la respuesta a aquella pregunta, a mi gusto, absurda. ¿Cómo no iba a querer tenerlo conmigo? Era lo único que deseaba, y con lo que llevaba soñando cada noche de cada día sin su agradable compañía. Sonara cursi o estúpido, pero estaba obsesionada con Adrián hasta el punto de no pensar en otro nombre cada vez que mis párpados caían. Había hablado sobre esto incluso con mi madre, y no lograba que nadie me entendiera. ¿Acaso nuestra relación era tan incomprensible? Si estaba basada en puro amor, en cariño mutuo, quizás 'puntual' porque no existía a todas horas... pero eso no quitaba peso a nuestros sentimientos, es más, a pesar de la distancia que se creaba entre ambos, la necesidad de tener el uno al otro, aumentaba por días.-

    -Me puse de puntillas para alcanzar su rostro cuidando que nuestros cuerpos no se separasen ni un centímetro. Aún tenía los ojos cerrados, y en el fondo sabía que era por miedo, pánico a abrirlos y verme sola, alucinando, fantaseando, en una habitación vacía de un piso carente de vida.- Te amo. -Me atreví a confesar aunque siempre supe que Adrián era consciente de ese hecho. Pero no había nada más relevante que contarle, los días sin él habían sido aburridos, monótonos.. familiares, agradables en ocasiones gracias a algún amigo/a pero afortunadamente, no tenía nada nuevo e importante que contarle a mi novio, a mi Wadge.- Ven aquí. -ronroneé agarrando con mis puños la tela de su camisa para que comenzáramos a caminar juntos en dirección al dormitorio. Nuestro santuario particular, donde podríamos hablar relajados, y más cómodos, pues aunque estar aferrada a él era tremendamente confortable, extrañaba tenerlo en la cama a mi lado. Ya fuera sentados, o tumbados ¿qué importaba? No buscaba nada que tuviera que ver con aquel mueble o con la postura que adquiriéramos. Solo me importaba estar a su par.-



    LEXI de Wadge~

    Now everybody asks me why I'm smiling out from ear to ear. (They say 'love hurts') ¡but I know!
    Nothing's perfect, but it's whort it after fighting through my fears. And finally, you put me first.

    I can feel the sun whenever you're near♥ILoveU:


    Jackson, my big brother no matter what<3:
    avatar
    Adrián Wadge
    No eres nadie..aún
    No eres nadie..aún

    Mensajes : 432
    Fecha de inscripción : 13/06/2010

    Re: eso te pasa por estar fumando pasta

    Mensaje por Adrián Wadge el Vie Jul 29, 2011 10:15 pm

    No encontraba un buen adjetivo para describir como me sentía, y eso era porque no existía, la verdad. Entonces sería así, se aferraría a mí, y yo a ella, matándonos un poquito. Curvé los labios en una sonrisa ausente cuando ella mencionó las dos palabras que harían a cualquier hombre el más feliz, pasando un mechón de su cabello atrás de su orejita de niña, queriéndola un poco, besando sus párpados apretados contra sus pupilas- ¿Me permites? Verte a los ojos –susurré- porque sino… ¿cómo voy a decirte que te quiero y no descubrir la verdad en mis ojos, eh? –comenté divertido, tierno, ella me inspiraba ternura, y más.

    - Vamos, ¿a dónde? ¿A ser felices? Vale –una sonrisa de lado y me dejé llevar hacia nuestra habitación. Nada había cambiado, hacía que me sienta en casa, ese sentimiento de volver y ver que todo está como lo dejaste significaba hogar, la calidez de ella, su infinita bondad y su personalidad hacían que me sienta menos malo, más bueno, menos yo, más de ella.

    La tomé de la cintura apretando mis manos contra esta para tumbarla a la cama y tumbarme yo también. Qué sensación, cómo extrañaba esto. La paz que se sentía, lo fresco del ambiente, su compañía, dios… su compañía, su aroma, su piel- Te quiero, tonta.
    avatar
    Alexis Efron Hudgens
    Empiezas a ser alguien
    Empiezas a ser alguien

    Mensajes : 4699
    Fecha de inscripción : 04/04/2010

    Re: eso te pasa por estar fumando pasta

    Mensaje por Alexis Efron Hudgens el Vie Jul 29, 2011 10:33 pm

    -Dejé de mantener los ojos cerrados al empezar a caminar junto a él, pero solo porque me lo había pedido, y de una forma que jamás imaginé oir de sus labios. Tanto fue así que juraría que mi piel se erizó de sobremanera, escalofriante pero no exagerado. Ahora que podía verlo todo, no le quitaba los ojos de encima a él, se podría decir que me tenía hipnotizada por completo, pero si él no se quejaba de mi estúpida cara de enamorada, entonces ¿por qué extinguirla?-

    Si me insultas al mismo tiempo que me confesas que me quieres, queda menos bonito. -bromeé usando ese tono infantil pero tierno que reservaba para él y estas 'noches tontas' que pocas veces había tenido el placer de experimentar a su lado. Sí, tontas porque me sentía así constantemente, a su lado. Quizás porque lo tenía en un pedestal, y en comparación a él, el resto siempre salía perdedor, incluída yo. Y de todos modos, nunca quitaría a ese gran hombre/vampiro de ese gigantesco lugar, nunca. Me dejé caer en la cama, a un lado de él pero prácticamente debajo, pues mis manos corrieron a ocupar su lugar favorito, rodeando su cuello y usandolo para atraerlo más a mí. Aquel gesto provocó que nuestras bocas quedaran a escasos centímetros y aunque ahora podía atrapar sus labios en un beso de aquellos que solo entre él y yo nos podíamos robar mutuamente, preferí regalarle una amplia sonrisa y no callar. Dios, era una especie de incontinente verbal y así seria siempre, rezaba porque Wadge tuviera el mismo deseo ferviente por besarme y que pudiera callarme de esa manera.- ¿Me tienes mucho que contar? Ya sé que la curiosidad mató al gato pero.. este gato ya está muerto. Muerto de tanta alegría.. su pequeño corazón no lo soportó. -murmuré en tono burlón referiéndome a mí misma.-



    LEXI de Wadge~

    Now everybody asks me why I'm smiling out from ear to ear. (They say 'love hurts') ¡but I know!
    Nothing's perfect, but it's whort it after fighting through my fears. And finally, you put me first.

    I can feel the sun whenever you're near♥ILoveU:


    Jackson, my big brother no matter what<3:
    avatar
    Adrián Wadge
    No eres nadie..aún
    No eres nadie..aún

    Mensajes : 432
    Fecha de inscripción : 13/06/2010

    Re: eso te pasa por estar fumando pasta

    Mensaje por Adrián Wadge el Vie Jul 29, 2011 10:55 pm

    Pestañeé a la par que ella colocaba sus brazos alrededor de mi cuello y dejaba nuestros rostros a una distancia poco favorable para poderme resistir a sus cálidos labios entreabiertos. Joder, me llegaba a marear el ritmo en que había llegado y ya podía disfrutar de ella nuevamente, era un ritmo apresurado, pero la necesidad que tenía de ella era mayor. A la porra con las introducciones, la quería y ahora.

    - ¿Gato? Yo diría gatúbela –susurré contra sus labios, dejando caer mis párpados y acomodando los antebrazos a sus costados para no recargar completamente mi peso sobre ella- Y lo demás, lo que haya pasado, francamente pierde importancia cuando estoy así contigo –sin dejarla responder cualquier cosa que seguramente ya sabía me abrí paso entre sus labios, saboreándolos a un ritmo lento, porque de esa manera podía recordar los momentos similares a este y sentirme en casa de nuevo. Mojando su labio inferior con la punta de mi lengua y halando de este de manera juguetona.

    - Alexis, joder, no sabes cuánto te he extrañado –continué ensimismado sobre sus labios, ido en mi labor de saborearlos, hablando sin importarme que me entendiera o no, o si me estuviese prestando atención, sólo lo decía porque así lo sentía, porque quería que sepa cuánto me hacía bien volver, que la quería de mil modos. Y afortunadamente ella aún estaba para mí.
    avatar
    Alexis Efron Hudgens
    Empiezas a ser alguien
    Empiezas a ser alguien

    Mensajes : 4699
    Fecha de inscripción : 04/04/2010

    Re: eso te pasa por estar fumando pasta

    Mensaje por Alexis Efron Hudgens el Vie Jul 29, 2011 11:17 pm

    -Podía escucharle, desconocía de donde sacaba la cordura suficiente como para entender sus palabras pero lo agradecía, pues conseguían enternecerme y ablandar mi corazón cada vez más y más, traspasando límites insospechados inclusive para mí misma. Caminaba entre la fina línea que separaba la locura y el placer de lo demás, pero tenía el presentimiento de que pronto caería sin opción a elegir, al primer espacio, de eternas dimensiones. ¿Y quién no lo haría? Soportar tales besos sin quedar en un estado de meditación trascendental y mística era misión imposible. Una sensación tan exquisita que pronto me acostumbraría, y de la que quizás ya era esclava en el más cómodo de los silencios.-

    -Mis dedos se hundían en su piel como si quisieran marcarla, dejando claro que para sacarme de aquí haría falta un maldito milagro. Y mientras, mi boca permanecía totalmente ocupada, moviéndose a un ritmo un tanto fiero contra la de él, de forma armoniosa y pegadiza, como una jodida canción romántica de esas que no soportaba oir si Adrián estaba lejos. Nuestros labios habían comenzado un baile erótico que al menos a mí conseguía ponerme los pelos de punta, y la forma en la que sus dientecillos me manipulaban con soltura y su lengua invadía tímidamente mi húmeda cavidad, era indescriptible. Entreabrí más mis labios y sin previo aviso mi cuerpo se dejó llevar por un temblor que lo sacudió de piés a cabeza. Elevé una pierna para rodear con ésta su cintura y alcé mis caderas, buscando el excitante contacto entre ambos dos, al tiempo que un gemido escapaba de mis labios, de lo tremendamente agustito que me encontraba.- Eres único Adrián.. y eres mío. -puntualicé en un tono suave y dulce, sin querer llegar a agobiarle con eso último. Lo consideraba mío pero él sabía que aún así, le daría toda la libertad que me pidiera. Pero ¿para qué engañarnos? Me gustaba oirlo en viva voz, aunque fuese en la mía y no la de él.-



    LEXI de Wadge~

    Now everybody asks me why I'm smiling out from ear to ear. (They say 'love hurts') ¡but I know!
    Nothing's perfect, but it's whort it after fighting through my fears. And finally, you put me first.

    I can feel the sun whenever you're near♥ILoveU:


    Jackson, my big brother no matter what<3:
    avatar
    Adrián Wadge
    No eres nadie..aún
    No eres nadie..aún

    Mensajes : 432
    Fecha de inscripción : 13/06/2010

    Re: eso te pasa por estar fumando pasta

    Mensaje por Adrián Wadge el Vie Ago 26, 2011 2:10 am

    ¿quién necesitaba el puto aire cuando la tenía en mis brazos haciendo tales maniobras con su cálida lengua? Al parecer quería dejarme sin aliento, sin oportunidad para tomarla de las caderas y apartarla, porque eso sería lo hubiese hecho tiempo atrás, apartarla, sin importar lo terriblemente mal que estuviese, en lugar de eso le seguía el juego y más de lo que desearía, frotando su lengua con la mía con tal frenesí que sólo puede causar lo entregado que estás en ello, lo puesto que estás.

    - ¿Cuándo paras? -inquirí con la voz más ronca de lo normal, lo usual, llevando una mano a su mejilla para sostener su barbilla con la longitud de mi dedo pulgar, y así hacer que no vuelva a mis labios.

    Mi vista se nubló cuando hizo ese movimiento de caderas contra mí y tuve que presionar los labios para no poder el hilo. Era mala, sí, peor que yo quizás, seguro aquello había visto en ella, su toque de maldad, sus armas contra mí, aunque recién las descubría. Mis manos bajaron a sus caderas recorriendo los costados de su torso y se detuvieron en la piel que dejaba al descubierto el fin de su remera, acariciándola con la yema del dedo pulgar. Era tan cálida, joder, me gustaba tanto, tanto.
    avatar
    Alexis Efron Hudgens
    Empiezas a ser alguien
    Empiezas a ser alguien

    Mensajes : 4699
    Fecha de inscripción : 04/04/2010

    Re: eso te pasa por estar fumando pasta

    Mensaje por Alexis Efron Hudgens el Dom Sep 04, 2011 7:56 pm

    -En mis labios se dibujó una pícara sonrisa que rara vez se me escapaba, dandome el mismo adorable aspecto que el de una niña pequeña que recién a cometido una travesura. Quizás porque era consciente del efecto calorífico que ejercía sobre él mediante los besos que intercambiábamos y que al parecer le tentaban un poquito. ¿Para qué negarlo? Era eso lo que buscaba, lo anhelaba desde hacía meses. A él, a su sola presencia. Lo necesitaba, quería compartir mi espacio íntimo y vital con el vampiro que se había adueñado de mi corazón. ¿Era acaso un pecado? No, tal vez una locura, o un cursi sueño mío. Pero hoy todo indicaba que él soñaba lo mismo. Bendita suerte la mía, no todas podían decir que eran libres de saborear los finos labios de Adrián y en cambio yo hoy pretendía comerlo a besos y aprovechar cada instante como si fuera el ultimo. Con este chico nunca se sabía, de hecho, aún dudaba a veces como reaccionaría, pero ese pequeño temor solo le daba más emoción a cada caricia que me propinaba y su vocecilla pronto se convertía en sorprendente música para mis oídos.- ¿Parar? No conozco esa palabra esta noche, lo siento -Susurré con alegría en la mirada y mis brillantes pupilas observando sus facciones como el que admira una obra de arte.-

    -Al parecer mi cuerpo volvía a traicionarme, y me dejaba llevar por vibraciones que provocaban sus dedos al pasar por mi torso. Como si tiritara de frío o sus manos estuvieran heladas e hicieran contraste con el ardor de mi piel. Parecía que mis curvas no le desagradaban en absoluto, apesar de ser bajita y no muy delgada. Por una vez me sentí como la chica de sus sueños, y la imagen de mujeriego que Wadge se quiso ganar meses y meses atrás se desvaneció en el romántico ambiente que nos envolvía. Porque más allá de besarme, se atrevía a tocarme. Y ojalá no fuera tan ingenuo como para no darse cuenta de que sus gestos me hacían sentir cada vez más atractiva y segura. Y ojalá no parara de hacerlo.- A lo mejor estoy llendo demasiado rápido -Comenté con un tono un tanto bromista, para relajar aún más el ambiente.-



    LEXI de Wadge~

    Now everybody asks me why I'm smiling out from ear to ear. (They say 'love hurts') ¡but I know!
    Nothing's perfect, but it's whort it after fighting through my fears. And finally, you put me first.

    I can feel the sun whenever you're near♥ILoveU:


    Jackson, my big brother no matter what<3:
    avatar
    Adrián Wadge
    No eres nadie..aún
    No eres nadie..aún

    Mensajes : 432
    Fecha de inscripción : 13/06/2010

    Re: eso te pasa por estar fumando pasta

    Mensaje por Adrián Wadge el Lun Sep 19, 2011 5:43 am

    - Quiero cumplir cada pequeño sueño tuyo –dirigí mis labios a la curvatura de su cuello y deposité un suave beso sobre este, sintiendo su calor contrarrestar con mis labios, su sabor medicina alternativa. Luego, como acto inconsciente, guié la yema de mis dedos hacia el centro de su cuello, en su manzana, y levemente los fui bajando hasta llegar al primer botón de su remera, deshaciéndome de este con un leve roce entre el dedo pulgar e índice hasta dejar ver una pequeña zona de la piel de su pecho- Uno a uno, corazón –esbocé una sonrisa dedicada a ella, para luego mojarme los labios y bajar la mirada hacia su pecho, descendiendo la mano y desligando el otro botón, acercando mi rostro a la piel entre sus pechos y depositando un beso ahí, sintiendo un cosquilleo recorrer mi cuerpo y aún así continuando con el botón de abajo, depositando otro beso y así, con un beso sobre su piel por cada botón que desabrochaba, llegué al último, permitiéndome besar la suave y cálida piel de su vientre, para luego rodear su ombligo deslizando mi lengua de forma tierna alrededor de este- Eres tan cálida –dejé que mi aliento se pasee sobre su obligo antes de subir nuevamente hacia su rostro y mirarla como si fuera lo más preciado que tuviera entre manos, y sí, quizás era verdad, era lo más preciado que tendría en mi existencia y me jodía aquello

    - Y por eso, por tu calor, por tu magia, me quedo contigo –guié mi boca sobre la suya, juntando mis labios con los de ella en un suave y fugaz beso mientras mis manos la recorrían entera, pasando desde sus pechos hasta su graciosa faldita, llegando al borde de esta y jugando con este, como haciéndole pequeñas cosquillas mientras rozaba mis dedos sobre la piel de su vientre bajo y removía el elástico de su falda y luego lo volvía a poner en su sitio, realmente me divertía haciendo eso. Despegué mis labios de los de ella y tuve que inclinar un tanto la cabeza, bajando la mirada hacia su cuerpo semi desnudo, recorriéndola con esta mientras sentía como los ojos se iban tornando de un color un tanto oscuro, propio del deseo que estaba despertando en mí. La forma de sus curvas, su vientre plano y el movimiento de sus pechos cubiertos por la tela del corpiño de encaje mientras respiraba me hacían alucinar. Era todo lo que pedía, todo lo que podía querer- Te ves muy bonita así, ¿sabes? –mojé mi labio inferior cuando tiraba de mi espalda hacia atrás, haciéndome enderezar y así, de rodillas sobre ella, literalmente sentado sobre su vientre bajo pero sin recargar todo mi peso en ella, para eso estaban mis rodillas, la contemplé entera, fijándome en su torso. Llevé las palmas de mis manos sobre su vientre y así, pegadas sobre este, las fue subiendo hasta llegar al broche de su corpiño que se encontraba adelante, un poco moderno sí, desabrochándolo sutilmente sin despegar la mirada de ella, me encantaba y demasiado. Cuando ya me había deshecho del corpiño coloqué un mano debajo de su espalda haciéndola encorvar para quitárselo totalmente y no privarme de las maravillosas vistas que me regalaba- ¿Sabes? Me gusta esto –le enseñé el corpiño- pero más me gustas tú –curvé una sonrisa dejándolo caer fuera de la cama mientras mi espalda descendía hacia ella y me contagiaba por su calor corporal mientras la abrazaba, presionándola contra mí, sin quererla dejar ir, nunca. La quería como no tenía idea, y esperaba que nunca la tuviera porque haría lo que quisiera conmigo, y corazón, eso sería mi perdición.
    avatar
    Alexis Efron Hudgens
    Empiezas a ser alguien
    Empiezas a ser alguien

    Mensajes : 4699
    Fecha de inscripción : 04/04/2010

    Re: eso te pasa por estar fumando pasta

    Mensaje por Alexis Efron Hudgens el Lun Sep 19, 2011 4:23 pm

    -Mi corazón dio un poderoso vuelco inesperado cuando pronunció aquellas palabras, y comenzó a latir con tanta fuerza que parecía querer salirse de mi pecho e ir a parar a sus manos ásperas y viriles, para que él lo guardase para siempre. Era suyo, esta noche más que nunca, aunque siempre le había pertenecido entero, desde mi más tierna infancia, cuando no era más que una niña ingenua y estúpida. Aunque ahora que pensaba en ello, no habían cambiado tanto las cosas. Seguía siendo una idiota, o al menos, así me volvía cuando estaba a su lado. Aquella sonrisa ida era a estas alturas de mi vida, imborrable. Solo sus besos podían manipular mi boca a su antojo, porque sinceramente era imposible reaccionar de otra manera cada vez que sus labios y los míos se juntaban en aquel baile erótico y sincronizado que tan loca me volvía. Mis párpados caían, una y otra vez, por más que intentaba mantener mis ojos entre abiertos entre beso y beso, para comprobar que no estaba metida en medio de una fantasía amorosa, sino que era real su presencia sobre mi cuerpo, y la presión que éste ejercía con su peso liviano, existía. Todo esto existía, convirtiendo el día de hoy en el mejor de mi vida, y este momento en concreto, en los segundos más preciados que tenía el lujo de experimentar. Para mi único deleite, aquí estaba Adrián Wadge, marcando mi torso como suyo, dejando un camino de besos sobre mi figura, y provocando con ello que mi piel literalmente ardiera bajo sus fuertes dedos. Nunca antes me había ocurrido de forma tan rauda, pero mi respiración se encontraba tremendamente agitada, y por consiguiente, mi pecho subía y bajaba a un ritmo vertiginoso.-

    -No sé si eran sus impulsivos gestos o sus bonitas palabras las que alejaron de mi mente cualquier indicio de inseguridad o de vergüenza, pero me sentía inclusive ansiosa porque estuviéramos los dos desnudos sobre aquel colchón, sin ninguna prenda ocultando quien de verdad eramos: un hombre y una mujer, que compartían más allá de la atracción y el cariño, un profundo amor que todavía estaba creciendo por cada segundo que pasaba y nuestros cuerpos seguían aferrados mutuamente, vinculados de alguna forma sentimental e invisible para los ojos de los demás. Aunque, la magia que nos envolvía... era perfectamente palpable. Mi cuerpo se estremeció de pies a cabeza, y una nueva oleada de calor arrolló mi cuerpo cuando me percaté de que me quitaría el sujetador con una lentitud exasperante, como si quisiera aprovechar cada milésima de segundo en que sus manos se arrastraban por mi vientre, hasta retirar aquella mínima prenda, dejando al descubierto una zona más íntima y sensible de mi cuerpo, una 'cualidad' femenina mía que reservaba exclusivamente para Adrián y nadie más. Y mis mejillas se tornaron rojizas inevitablemente, al escuchar su divertido comentario, al que respondí dejando escapar una pequeña risa aniñada, melódica, pero traviesa sobretodo. Remojé mis labios rápidamente con la punta de mi lengua, para que mi boca no extrañara con tanta obviedad sus besos, y mis dedos se deslizaron por la piel de sus brazos de arriba abajo, muy delicadamente. Mis uñas lo acariciaron de ese modo, y quedé totalmente fascinada con aquel contacto tan poco rudo, tan ¿cómo llamarlo? vulnerable, sensible. Sentía que estaba exponiéndose a mí de una forma especial y conmovedora, y eso me demostraban sus susurros, y sus sonrisas, y la manera en la que sus pupilas azules me observaban. Subí con mis manos más allá de sus hombros, y de su cuello, hasta su cabello negro azabache y enterré ahí mis dedos con dulzura mientras nos abrazábamos con fuerza, y mis pezones entraban en contacto directo con su pecho por encima de la fina tela de su camiseta blanca, por primera vez, provocando que se endurecieran al instante. Entonces, escapó un gemido breve de mis labios, y los abrí más buscando el aliento que me faltaba, queriendo expresarle con mis propias palabras, lo mucho que lo quería.- No te me vayas más nunca.. -murmuré, cerrando mis piernas alrededor de su cintura para mantenerlo momentáneamente sujeto a mí con más presión que nunca. Sonara enfermizo pero después de esta noche no iba a soportar muchos días sin verle en persona, sin tenerlo conmigo.- Me encantas, ¿sabías?



    LEXI de Wadge~

    Now everybody asks me why I'm smiling out from ear to ear. (They say 'love hurts') ¡but I know!
    Nothing's perfect, but it's whort it after fighting through my fears. And finally, you put me first.

    I can feel the sun whenever you're near♥ILoveU:


    Jackson, my big brother no matter what<3:
    avatar
    Adrián Wadge
    No eres nadie..aún
    No eres nadie..aún

    Mensajes : 432
    Fecha de inscripción : 13/06/2010

    Re: eso te pasa por estar fumando pasta

    Mensaje por Adrián Wadge el Dom Oct 16, 2011 8:18 am

    Ella era demasiado especial para mí, no quería dañarla siendo un bruto o algo parecido, quería que esta noche ella la recordara como una especial, muy especial. Quería hacerla feliz, reír, gritar, gemir, susurrar, jadear, sentirse plena, cerrar los ojos, confiar en mí, tomar mi mano y apretarla mientras nos uníamos, quería eso y mil cosas, pero sólo con ella, junto a ella. Aquel abrazo que le daba era sólo para establecer un intervalo entre lo puesto que estaba y el autocontrol que quería recobrar, podía sentir su pecho moverse acompasado al mío al momento de respirar, era algo íntimo, entre ella y yo, la escuché decir lo que tenía que decir y sólo respondí acariciando lentamente su rostro con la punta de mi nariz, rozando su nariz con la mía en una caricia tierna, de esas improvisadas que salían de adentro, que sólo te podía conducir a realizarlas algún sentimiento grande, muy grande. Mojé sus labios con la punta de mi lengua logrando delinearlos con esta y hablé sobre estos- Y no me he ido, estoy aquí, contigo, esta noche, siempre –esbocé una pequeña sonrisa casi imperceptible y jugué con sus labios después, estirando su labio inferior atrapado entre los míos y luego dándole suaves caricias a su lengua con la mía, mientras dejaba que sus piernas se aferrasen a mi torso con posesión, dándome una sensación de pertenencia que, de repente, ya no se veía tan mal, ni se sentía mal, sino cómodo, a gusto, feliz de tenerla a mi lado y que sepa lo que es suyo, y yo saber lo que es mío, de tenerla entre mis brazos y tan apegada a mí, su cuerpo junto al mío, con sus uñas rozando la piel de mis brazos produciendo que todas mis terminaciones nerviosas se activaran y una corriente eléctrica desde mi columna vertebral se esparciera por todo mi cuerpo, mordí finalmente su labio inferior estirándolo hacia mí mientras me erguía y lo soltaba dejándolo rojizo e hinchado, produciéndome una imagen de su rostro mucho más sensual y atrevido que antes, y es que no sólo su rostro era lo que tenía sensual en todo su cuerpo, mi mirada recorrió desde sus formados pechos hasta su vientre, y bastó aquella imagen para que mis músculos se tensaran y remarcaran más de lo cotidiano, una ola de calor recorrió mi cuerpo concentrándose en un punto al sur de este, y ahora era cuando los bóxer se me hacían demasiado pequeños y estrechos. Mis manos se apoderaron de sus caderas y las alcé levemente para alcanzar su espalda y soltar el botón de su falda, al igual que bajaba el cierre. Humedecí mis labios antes de retroceder con las rodillas hacia el borde de la cama y sólo estirarme luego apoyándome en mis codos y coger el borde del inicio de su falda con los dientes, y bajarlo entre sus piernas mirándola a los ojos, rozando suavemente mis labios con sus muslos al bajar su falda hasta llegar a sus rodillas y luego tirar de esta con las manos y dejarla caer en algún lugar del suelo.

    - Eres hermosa –susurré, con la voz ronca, recorriendo su cuerpo con la mirada de una manera posesiva que no conocía en mí, sólo me daban ganas de tomarla entre mis brazos y acariciarla, el tiempo que sea, hasta el amanecer- Te quiero amar –confesé, deteniendo el recorrido de mi mirada en su rostro y luego inclinarme y empezar mis besos sobre su vientre, humedeciendo la piel que mis labios tocaban mientras hacían un recorrido hacia sus pechos, mi lengua exploró alrededor de estos dibujándolos con la punta de mi lengua y luego mis labios se apoderaron de uno de sus pezones, succionando suavemente este y luego frotándolo con la longitud de mi lengua en idas caricias mientras su respiración se iba tornando más acelerada y sus pechos se movían suavemente, por la acción de ella, por la acción de mi boca y la de mi mano, que se encontraba acariciándolo con necesidad, sin bastarme sólo aquello, porque quería más de ella. Joder, la deseaba por completo. Me había puesto de esta manera con tan sólo mirarla, lo que muchas mujeres no habían logrado si no era por sus faldas. No me bastaba con sólo apoderarme de sus pechos, quería más de ella, más de su ser, su hermoso ser. Me encantaba poder delinear con la yema de mis dedos la curva de su cintura hasta llegar a sus caderas, me sentía tan ido en aquel tacto, en el contraste de temperaturas, el sabor de su piel, la suavidad de su piel, los pequeños jadeos que permitía salir de su boca. Toda ella era mi perdición, mi adicción.
    avatar
    Alexis Efron Hudgens
    Empiezas a ser alguien
    Empiezas a ser alguien

    Mensajes : 4699
    Fecha de inscripción : 04/04/2010

    Re: eso te pasa por estar fumando pasta

    Mensaje por Alexis Efron Hudgens el Dom Oct 16, 2011 1:19 pm

    -Esbocé una sonrisa amplia e ida cuando escuché aquellas melódicas palabras escapar de sus labios en ese tono suyo tan grave como tierno, tan masculino como delicado. ''Siempre'', aún recordaba cuando se negaba a decirmelo, cuando no reconocía que las cosas podían acabar siendo eternas pero tan emocionantes como el primer día. Yo le demostraría que no solo existía esta noche para los dos, porque era muy consciente de que mis sentimientos no llevaban fecha de caducidad, y ya estaba marcada ciegamente como propiedad de Wadge, mi ardiente piel erizada lo expesaba a gritos. Su naricilla afilada me acariciaba el rostro como si quisiera mantenerme en este estado de relajación por mucho más tiempo, y a su vez, parecía decirme, de este modo silencioso y excitante, que estaba aquí conmigo para cuidarme, mimarme y darme cobijo entre sus brazos duros y grandes. Era todo cuanto necesitaba, ni siquiera el oxígeno me parecía algo tan importante como quedarme abrazada a su cuerpo durante toda la noche. Mis ojos permanecían entreabiertos para deleitarme con la erótica escena, y poder cerciorarme de que la mirada destelleante de Adrián seguía posada sobre mí, no había nada más que le llamara la atención salvo mi cuerpo, mi persencia. Entonces y solo entonces, pude conocer lo que significaba 'sentirse afortunada', cuando mi corazón dio un vuelco inesperado para comenzar a latir con más fuerza, y mi estómago se veía invadido por un ronrroneo vibrante que superaba con creces el infantil cosquilleo que te produce intercambiar una sonrisa con el niñito que te gusta. Esta situación era mucho más distinta, ya no me sentiría más una chiquilla tonta e inmadura. Adrián me estaba convirtiendo en una mujer. Su mujer. Sentí su aliento cálido y mentolado caer sobre mi boca y entreabrí mis labios para dejarlos expuestos a su antojo, para que él hiciera lo que quisiera conmigo, porque ahora era incapaz de darle un 'no' por respuesta, y tampoco deseaba hacerlo. Es más, aquel adictivo sabor dulce que poseían sus finos labios era ya la droga de la que dependía para seguir viva. Ladeé mi rostro para que tuvieramos más libertad y espacio y atrapé su labio superior entre los míos momentáneamente, sin querer despegarme de allí. Tan solo cuando él sacó sus dientecillos y agarró suavemente el mío inferior, dejé de moverlos, él lo hacía por mí. Lo jalaba hacia si como si lo quisiera tener siempre agarrado, provocando que una pequeña sonrisa se dibujara en mi rostro de pura alegría, me sentía tan dichosa, Adrián me quería, quería mi boca y quería mi cuerpo, quería mi todo, y yo anhelaba entregárselo fielmente. Lo miré con emoción, como si no supiera lo que vendría después, porque francamente era muy difícil predecir sus actos o sus palabras, y siempre conseguía sorprenderme con algo nuevo. Noté gran parte de la lujuria con la que me observaba, y como reacción traicionera mi cuerpo se retorció ligeramente debajo de él de puro placer. Me sentía inexperta a su lado, era mi primera vez, de nuevo... jamás fue tan especial como esta vez, y de no ser porque él me había prometido quedarse conmigo, nunca más volvería a serlo. Nadie era como Adrián.-

    -Mis manos se deslizaron desde sus brazos a su cuello y por último a sus mejillas, para tan solo acunarlo unos segundos adorando cada una de sus facciones. Lo solté con suavidad cuando se arrastró hacia abajo, con el fin de llevarse mi falda corta consigo y cuando llevé mi vista hacia abajo y seguí sus movimientos con atención sentí mis mejillas ruborizarse inevitablemente, así como un calor asfixiante que provenía de mis propias entrañas. Él me ponía así con tan solo devorarme con aquellos ojitos claros y brillantes como dos únicas estrellas alzadas en el oscuro manto de la noche.- Ya lo haces.. me amas. Como yo, te amo, a ti. -a duras penas podía hablar con la respiración agitada como la tenía, por no hablar de que razonar cosas con sentido y cordura se hizo imposible desde el momento mismo en que sus labios se dirigieron a mis pechos, y colmaron ambos senos míos de atenciones. Cerré los ojos con fuerza y un gemido bastante más audible resonó en nuestra habitación cuando sentí como uno de mis pezones se endurecía contra su húmeda lengua. Me estaba volviendo loca, pero aún luchaba por controlarme e intentar que el momento continuara pasando a cámara lenta. No quería correr, no quería llegar al final, mi corazón atravesado por la flecha de cupido me pedía que hiciera este día interminable, que aprovechara cada segundo como si fuera el último que viviera. Llevé mis manos a su torso y me incordió comprobar que aún estaba vestido. Yo deseaba que nuestras pieles se confundieran, y al parecer, él también era presa de aquel deseo descomunal. Decidí despojarle de los pantalones, aunque mis dedos desabrocharon aquellos botones con torpeza, temblando. Me ayudé de los piés para dejarlos caer por fin fuera de la cama. No me asombró comprobar que sus boxers ahora mismo le iban pequeños, siempre tuve un concepto de su hombría muy acertado, pero quizá fue más el hecho de haberlo provocado yo y no otra lo que consiguió dibujar una sonrisilla contenta en mi rostro, entre jadeo y jadeo. Mis manos se dirigieron a su cabello oscuro para acariciarlo y jugar con sus mechones al mismo tiempo que lo apretaba más contra mi pecho para sentir más intensos los últimos instantes que quedaban antes de que dejara de saciarse ensalivando mis pezones. Era tan tentador, que aún no entendía cómo aguantaba sin aruñarle todo el cuerpo, arrancarle la ropa, y gritar como una posesa. Supongo que el querer hacerlo todo más único y más amoroso superaba con creces a la necesidad de sentirme suya carnalmente.-



    LEXI de Wadge~

    Now everybody asks me why I'm smiling out from ear to ear. (They say 'love hurts') ¡but I know!
    Nothing's perfect, but it's whort it after fighting through my fears. And finally, you put me first.

    I can feel the sun whenever you're near♥ILoveU:


    Jackson, my big brother no matter what<3:
    avatar
    Adrián Wadge
    No eres nadie..aún
    No eres nadie..aún

    Mensajes : 432
    Fecha de inscripción : 13/06/2010

    Re: eso te pasa por estar fumando pasta

    Mensaje por Adrián Wadge el Sáb Oct 29, 2011 7:55 am

    - Me encantas –logré decirle, con la voz sumamente ronca, hundida en el deseo de ella, de poseerla. De saberla mía.

    Solté un jadeo luego de separar lentamente mis labios de su rosado pezón, para erguirme un tanto y darle espacio a sus brazos que trabajaban en quitarme el pantalón. Esbocé una fugaz sonrisa cuando sus dientes rozaron su labio inferior e hicieron que se torne más rojo. Desde aquí se veía muy atractiva, más que nunca. Sus labios hinchados y rojizos, el apacible vaivén de sus pechos al respirar y… Joder, su cuerpo era perfecto, como diseñado para llegar a mi punto débil, para hacerme enloquecer y perder la cabeza con sus roces, con sus manos que jugaban con mi autocontrol y apostaban hasta qué punto podía ser delicado y tocarla con suavidad, con movimientos lentos y con frecuencia. Una corriente eléctrica pasaba desde mi nuca hasta todas las terminaciones nerviosas de mi cuerpo cuando su mano me acercó a sus pechos nuevamente e invitó a seguir. Mi lengua se resbalaba por su erecto pezón, frotándolo con intensidad a medida que rozaba mi entrepierna con la suya, cosa que me ponía a mil y aceleraba el ritmo de mi respiración, llegando a descontrolar mis movimientos y tornándolos más bruscos, mordiendo la piel de su pecho y luego succionando al terminar, mientras que mis manos recorrían su cuerpo semidesnudo, necesitando de este, cogiéndola de los muslos y entreabriéndolos más para que llegue a sentir lo que producía en mí. Solté un jadeo luego de ordenarle a mi lengua que descanse, y fue muy fugaz el receso que me tomé pues automáticamente mis labios buscaron los suyos, dejándome ir en aquel beso que era necesario para calmar mi necesidad de ella, aunque no suficiente, joder… este deseo me podía. Nunca había deseado a nadie como lo hago con ella, así con esta necesidad y opresión en el corazón. Mordí su labio inferior jalándolo hacia mí y luego subí mi mano rozando mi cuerpo hasta llegar a su boca entreabierta, mojando mi dedo anular con su labio inferior y luego descendiéndolo por su cuerpo, humedeciendo su vientre con este y luego bajando más allá, llegando al borde de sus braguitas e introduciendo la mano dentro de esta, llegando a aquel punto de su anatomía que hasta en sueños había querido tocar. Ella ya había sido mía, y muy mía, pero sólo en eso, en fantasías, sueños de cuando éramos aún adolescentes y andaba con las hormonas alborotadas, pero ahora era diferente, ahora éramos adultos, aunque ella no tanto, bue ese es otro tema. Mordí mi labio inferior al penetrarla con la mirada para luego empezar a mover mis dedos ahí, frotando su punto débil, aquel se había hinchado y tomado mayor tamaño que el que suele tener. No la quería besar, no. Ahora quería escucharla. Quería saber cuánto le gustaba y jugar con su cuerpo, tentarla, hacerla desearme en ella hasta el punto que llegue a pedírmelo, lo haría. Esbocé una sonrisa maliciosa de repente y me alejé de su rostro, bajando por su cuerpo aún sin detener los movimientos de mis dedos. Llegué al borde sus húmedas braguitas y la tomé con los dientes bajando así por sus muslos, hasta llegar a sus rodillas y luego quitársela con las manos. Verla así, con la espalda encorvada y las piernas tensadas por la excitación sólo hacían ponerme más, a mil. Mojé mis labios con la punta de mi lengua antes de acercarme y reemplazar mis dedos por mi lengua, primero rozándola superficialmente para que extrañara mi toque y al observar que levantaba las caderas por instinto, la tomé de los muslos con las manos y la sostuve así, inmovilizándola. Froté con la longitud de mi lengua sus húmedos pliegues para luego succionar su punto erógeno, haciéndolo hincharse más. Mis dedos acariciaban sus muslos mientras yo me encargaba tenerla al borde de la excitación. Mordiendo, frotando, pellizcando y succionando en los puntos correctos, mientras mis ojos sólo estaban fijos en su rostro, sin querer perderme ninguna de sus expresiones. Joder, esto me mataría.
    avatar
    Alexis Efron Hudgens
    Empiezas a ser alguien
    Empiezas a ser alguien

    Mensajes : 4699
    Fecha de inscripción : 04/04/2010

    Re: eso te pasa por estar fumando pasta

    Mensaje por Alexis Efron Hudgens el Sáb Oct 29, 2011 6:59 pm

    -Cerré los ojos con fuerza cuando noté que las succiones que ejercía sobre mi pezón estaban comenzando a resultar una tortura sexual duradera. Lo dejó tan adolorido que siguió palpitando incluso cuando ya se había separado de él definitivamente, para buscar otra zona de mi cuerpo que sin duda alguna aclamaba por su atención: mis labios. Esbocé una pequeña sonrisa con la poca cordura que me quedaba antes de devorar su boca con toda la lentitud que pude, teniendo en cuenta lo exaltada que me encontraba gracias al roce que provocaban de forma constante nuestras entrepiernas. Desconocía como es que seguía consciente y no había muerto ya de puro placer, era mejor que en mis fantasías más perversas, más desquiciante de lo que pude imaginarme jamás, y no iba a negarlo, me encantaba. Llevaba años sin entregarme a ningún hombre, incluso llegaba a pensar que nunca había sido tan de nadie como ahora era de Adrián, y eso me hacía saber que ésta vez era especial todo, no solo él. Me sorprendía la dulzura con la que me trataba cuando yo ni siquiera era capaz de quitarle los pantalones sin tener mis dedos temblando y mi cuerpo vibrando, con mi piel erizada pidiendo que él la acariciara.. haciéndome arder por dentro más, cada vez más. Parecía que deliraba de fiebre, pero era de excitación pura y dura.-

    -Entreabrí mis ojos castaños para observar su rostro y comprobar directamente que me observaba a mí como si de una rica golosina se tratase, una que él tenía entre sus manos y que nadie le podría arrebatar. La llema de uno de sus dedos acarició mi labio inferior ensalivado y luego se deslizó por mi figura en dirección hacia mi ombligo. Cuando pensé que iba a volver a ascender, su dedo me contradijo, pasando a través de la única prenda que me quedaba, para tocar mi sexo sin aviso previo. Me sobresalté ligeramente y lo hice saber más que con una sacudida con un agudo gemido que me ponía en clara evidencia. No parecía que intentara perforar en mi interior, sino más bien, acariciar los labios húmedos y recrearse en mi clítoris sensibilizado y endurecido. Eché la cabeza a atrás sin poder evitarlo para no quedarme atenta a sus movimientos, e intentar abstraerme, más que nada porque me daba algo de vergüenza correrme tan deprisa, de buenas a primeras. Tampoco había mucho que yo pudiera hacer, estaba cada vez más mojada y él lo sabía muy bien. Aquel lado animal que normalmente se mantenía reposando escondido en mi interior, tomó posesión de mis actos y provocó que mis caderas comenzaran a moverse instintivamente, incitándolo a profundiza más. Mis piernas se encontraban tensas, como todos los demás músculos de mi cuerpo, pero intentaba mantenerlas lo más abiertas posibles para que él tuviera total libertad.- Oh, Dios.. no pares. Mmnh. -Apreté mis labios para mantener mi boca cerrada cuando me percaté de que hablarle a él solo conseguía que mi corazón retumbara con más fuerza contra mi pecho. Pero una vez que me di cuenta de que él se había deslizado de tal forma que ya su boca no quedaba a la altura de la mía, sino de mi feminidad, me temí lo 'peor'. Abrí la boca para pedirle que no lo hiciera, o al menos para avisarle de que si lo hacía, lo más probable es que no aguantara ni un par de minutos sin llegar al primer orgasmo.. mas lo único que salió de lo más profundo de mi garganta fue un gemido imposible de silenciar.- Aaah!, jò..der.... Adrián! -Mis manos se aferraron a las sábanas que tenía bajo nosotros mientras luchaba por mantener la cordura. Pero ya no era mi cerebro el que tenía el control sobre mí, era en gran parte, Adrián, y en menor proporción, mi lado salvaje.- Uuh, Dios mío, sigue! -Me arqueé ligeramente hacia delante y mis dedos fueron a parar a su cabello negro para jugar con sus mechones suaves y cortos haciendo un esfuerzo por no tirar mucho de éstos. No debió salirme muy bien, pues pronto comencé a jalar de su cabeza más hacia mí, intentando que enterrara su rostro en mi sexo, que me manipulara hasta hacerme morir.- No puedo... aah, no aguanto más. Hazme tuya, por favor! Adrián tomame! -Supliqué, apretándolo contra mí como una auténtica poseída.-



    LEXI de Wadge~

    Now everybody asks me why I'm smiling out from ear to ear. (They say 'love hurts') ¡but I know!
    Nothing's perfect, but it's whort it after fighting through my fears. And finally, you put me first.

    I can feel the sun whenever you're near♥ILoveU:


    Jackson, my big brother no matter what<3:
    avatar
    Adrián Wadge
    No eres nadie..aún
    No eres nadie..aún

    Mensajes : 432
    Fecha de inscripción : 13/06/2010

    Re: eso te pasa por estar fumando pasta

    Mensaje por Adrián Wadge el Lun Nov 07, 2011 12:53 am

    Una sonrisa era la que escondían mis labios, quería tocarla pero con pinceles, dibujar su cuerpo con mis manos, era eso y más lo que ella merecía- Si, dime, mencionaste a Dios y te respondo. ¿Qué deseas? –no pude reprimir una sonrisa al verla echar la cabeza hacia atrás y abstraerse en un mar de sensaciones de las que me daba gusto admitir producía en ella. Mis ojos no se despegaban de su rostro, y esas veces que ella echaba la cabeza hacia atrás alcanzaba a ver su estirado cuello y su mandíbula tensada, pasé la lengua por el borde de mis labios y volví a posicionarlos sobre su punto más erógeno que concentraba la mayor parte de sus terminaciones nerviosas, frotando mi lengua contra este y luego acariciándolo con la punta de la lengua en movimientos circulares que eran lentos y eventualmente aceleraban. Me ponían mal sus gemidos, sólo lograba que una parte de mi anatomía tomase mayor grosor y tamaño y tuviera que soportar aquel desquiciante dolor allá abajo. Me encantaba que me hablara así, y más si era mi nombre el que salía de sus labios. Cuando ella deslizó sus dedos entre mi cabello y empezó a empujar mi cabeza contra ella una corriente eléctrica recorrió mi cuerpo desde mi nuca hasta la punta de los pies. Mojé mis labios y rocé con estos con su clítoris, para luego atraparlo entre estos y empezar a jalarlo hacia mí, mientras más se movía y perdía el control de sus acciones, más la tomaba de los muslos y propiciaba suaves caricias al interior de estos con el único objetivo de hacerla enloquecer, luego subía ambas manos por su cuerpo y tomaba ambos pechos, masajeándolos rítmicamente a la par que mi lengua jugaba con ella y probaba hasta cuándo llegaría su control. Me gustaba tentarla de esta manera, hacerla mía así, probar del sabor de su intimidad y tentar a la suerte volverme adicto a este. El chillido que escapó de sus labios anunciándome que no podía más así me hiso despertar del letargo mental en que estaba sumergido e impulsó a detener mis caricias y arrodillarme sobre ella, bajando la mirada para mirarla directamente a los ojos- Quítamelos… -susurré jadeante haciendo alusión a mis bóxer y me llevé una mano a la frente, deslizándola hacia atrás para pasar los dedos entre mi cabello y luego bajar los brazos tomándola de la cintura con una mano y poniendo otra debajo de su espalda ayudándola a incorporarse para, acto seguido, tomar sus labios entre los míos y besarla con necesidad, una mezcla entre desesperación y los estragos de la pasión.
    avatar
    Alexis Efron Hudgens
    Empiezas a ser alguien
    Empiezas a ser alguien

    Mensajes : 4699
    Fecha de inscripción : 04/04/2010

    Re: eso te pasa por estar fumando pasta

    Mensaje por Alexis Efron Hudgens el Lun Nov 07, 2011 1:48 am

    -Quise sonreir, para él, en todo momento, para demostrarle lo feliz que me hacía, sentirlo tan mío como yo suya por primera vez. Pero no me lo permitía, no él, más bien yo misma. No podía controlarme, ni mis expresiones faciales ni lo que salía a duras penas de mi garganta y pedía por un poco de su clemencia. Jamás me había sentido de aquella manera, porque nunca antes se habían esmerado tanto en mí, sino más en ellos mismos y sus necesidades como hombres u hombre.. porque solo había estado con un 'novio' más aparte de Adrián por mucho que a otros les costara creerme. No podía soportar mucho más este ritmo tan lento y eterno, tan condenádamente erótico y peligroso para mi ritmo cardíaco. Sentía su boca cálida y a la vez mojada manipular mi clítoris con toda la facilidad del mundo, y las sábanas debajo de mí cada vez más empapadas.-

    -Y decir que ahora ardía yo por dentro, era poco, porque las entrañas me quemaban a morir y los labios malamente remojados por mi misma le rogaban a Adrián que llegase con su lengua hasta este otro extremo de mi cuerpo y me apagara con uno de esos besos que no se olvidan. Llegó un momento en que aquella zona de mi cuerpo con el que él me torturaba comenzó a palpitar de tal manera que dolía y me alarmaba de que necesitaba que él se detuviera antes de matarme a mí de puro placer. Porque no podía, mi 'Dios' particular me estaba quitando la vida en estos precisos instantes. Él dio una órden, y yo no me lo pensé dos veces, porque aunque hubiera querido, mi mente no daba para más que para 'le amo' y 'voy a hacer que disfrute este día'. Sentía todo mi cuerpo más pesado de lo normal, hasta que las manos de Adrián frías, ásperas y viriles, me activaron como si me contagiase una ráfaga de adrenalina de forma súbita por donde pasaran las llemas de sus dedos. Mi piel erizada se volvió hipersensible y mis brazos se enrollaron en su cuello para sujetarme cuando devoró mi boca con sus labios, y lo quise corresponder con la misma pasión y exaltación que él demostraba. Luego fueron cayendo, lentamente, mis dos manos por todo su pecho duro y blanco como si estuviera esculpido, hasta llegar a su entrepierna. Pasé una mano por encima para acariciarlo superficialmente, como si necesitara comprobar que verdaderamente era tan grande y estaba tan abultado como había podido apreciar antes. Quizá él se merecía ahora un castigo por haberme tenido expuesta y torturada vilmente con su hábil lengua, pero no fui capaz de aguantar yo mucho tiempo acariciando aquella prenda. Lo necesitaba. Mis dedos que ya se encontraban de nuevo temblorosos y frenéticos por la exaltación misma del momento y las ganas que me superaban, bajaron los calzoncillos de Adrián, dejando libre de su opresión a su vigoroso miembro, henchido de orgullo y calentura.-



    LEXI de Wadge~

    Now everybody asks me why I'm smiling out from ear to ear. (They say 'love hurts') ¡but I know!
    Nothing's perfect, but it's whort it after fighting through my fears. And finally, you put me first.

    I can feel the sun whenever you're near♥ILoveU:


    Jackson, my big brother no matter what<3:
    avatar
    Adrián Wadge
    No eres nadie..aún
    No eres nadie..aún

    Mensajes : 432
    Fecha de inscripción : 13/06/2010

    Re: eso te pasa por estar fumando pasta

    Mensaje por Adrián Wadge el Lun Nov 21, 2011 3:20 am

    - Eres increíble… -musité contra sus labios para luego atraparlos nuevamente y besarla con necesidad, y mucha, era inhumano este deseo que le tenía, que si la besaba necesitaba tocarla, mis manos no se mantenían quietas y paseaban por la piel de su cuerpo, y luego no me bastaba aquello quería más, era inhumano. Mis labios se separaron apenas milímetros de los suyos para cobrar la respiración y luego bajé por su mandíbula, dejando un rastro besos húmedos por la piel de su cuello para concentrarme en una zona en específico y atraparla entre mis labios succionándola por unos segundos y luego separando mis húmedos labios de esta viendo como se tornaba de un color rojizo, esbocé una sonrisa de satisfacción y mis ojos se encaminaron hacia los suyos, quedándome inmóvil cuando me percaté a donde se dirigía su mirada y luego solté un jadeo echando la cabeza hacia atrás quedando mirando el techo mientras ella jugaba a tentarme, y hacía malabares con mi autocontrol, rozando sus delicados dedos contra la tela del bóxer. Ella sabía jugar, pero yo sabía hacerlo mejor. Cuando por fin vi liberada mi erección la tomé de la cintura tendiéndola sobre la cama y llevando sus brazos hasta el respaldar, entrelazando mis dedos con los suyos mientras mi torso bajaba y me acomodaba entre sus piernas, y rozando mis labios con los suyos entré en ella suavemente, gimiendo ante el estrecho contacto que teníamos empezando a moverme lentamente contra ella hasta que nuestras caderas chocaran unas con las otras y luego se alejaran unos reducidos centímetros para luego repetir tal acto rítmicamente.

    - Te deseo –susurré contra sus labios mientras aumentaba el ritmo de mis embestidas- Te deseo como ningún hombre lo ha hecho y como nadie lo va hacer –mis labios rozaban los suyos mientras hablaba agitadamente pero algo se entendía- Eres mía –remarqué la palabra. Mía, así la sentía, mía, como si una parte de ella me perteneciera y con ella se iba una parte de mí, que nadie lo quitaría, ni el tiempo. Apreté el agarre que tenía con sus manos y la besé, con ese fervor con que sólo pueden besar los enamorados, que pocos conocen, con esa necesidad que sólo conocen tú y ella, y saben de su complicidad, que sólo los dos podían sentir eso y a la vez, una maravilla, una bendición.
    avatar
    Alexis Efron Hudgens
    Empiezas a ser alguien
    Empiezas a ser alguien

    Mensajes : 4699
    Fecha de inscripción : 04/04/2010

    Re: eso te pasa por estar fumando pasta

    Mensaje por Alexis Efron Hudgens el Mar Nov 22, 2011 12:14 am

    -Cuando noté sus dedos apresar los míos sentí que mi corazón se derretía por cierta ternura que ni yo misma comprendí en un principio, y pensé que íbamos a mantener las manos unidas unos instantes porque quizá no era suficiente con el vínculo físico que pronto se establecería entre nuestros dos sexos, teníamos que encajar realmente como dos piezas de puzzle, y que a cada centímetro de piel de nuestro cuerpo le correspondieran centímetros del otro. Pero no se trataba solo de eso, cuando advertí que se colocaba entre mis piernas y no soltaba mis manos pude advertir ese punto travieso y torturador en su gesto. Yo hubiera querido apegar mis manos a su cuerpo, y sentir su piel erizada bajo las llemas de mis dedos, pero eso no pasaría, porque Adrián no las liberaba. Y de pronto aquello me convirtió en una masoquista capaz de excitarse más si cupiera esa posibilidad con el solo hecho de que él me estaba privando de mi derecho a acariciarle, y me encantó, pues no había otra cosa que yo deseara más que sentir que él tomaba el control de mi cuerpo cuando yo estaba tan enajenada que no podía controlarlo por mí misma.-

    -Sentía la opresión de su cuerpo repartida a lo largo del mío al no tener otro apoyo, y abrí más mis piernas, quejándome entre dientes con expresiones que ni yo entendía porque no aguantaba más tiempo sin sentirme suya. Pero una vez que su miembro penetró en mí, dejé de murmurar sinsentidos e hice un esfuerzo por no gritar, o por no gritar demasiado alto más bien. No porque me doliera. Levaba tanto tiempo soñando con un momento como este junto a Adrián que quizá incluso todavía sentía miedo de despertarme el día de mañana y caer en la cuenta de que no era más que una fantasía y él nunca estuvo allí encima, poseyéndome, haciendo en mi cuerpo un hueco por el que solo podría pasar él, construyendo el nuevo hogar para su pasión desenfrenada. En mí. Y vi inútiles, mas adorablemente eróticos, sus intentos por hacerme saber lo que sentía en aquel momento, pues francamente no hacían falta más palabras, y mis gemidos ya expresaban de por sí a qué ritmo imposible mi pecho bombeaba, y cómo mi amor por él literalmente se desbordaba, así como el cariño y el mimo con el que me trataba me daba a conocer que en el fondo y no tan en el fondo ya, él también me amaba. Sonreí ante aquel pensamiento, olvidándome de que debía de respirar por un precioso instante justo cuando sus labios devoraron los míos con la sensual lentitud propia de dos adolescentes apasionados y exaltados hasta la médula. Deseosos por conocer quién daría más al final, quién aguantaría sin perder el control y volverse loco, porque lo cierto es que a ese borde tan estricto y fácil de traspasar me estaba llevando Adrián. Ojalá no tuviera que detenerse nunca.-



    LEXI de Wadge~

    Now everybody asks me why I'm smiling out from ear to ear. (They say 'love hurts') ¡but I know!
    Nothing's perfect, but it's whort it after fighting through my fears. And finally, you put me first.

    I can feel the sun whenever you're near♥ILoveU:


    Jackson, my big brother no matter what<3:
    avatar
    Adrián Wadge
    No eres nadie..aún
    No eres nadie..aún

    Mensajes : 432
    Fecha de inscripción : 13/06/2010

    Re: eso te pasa por estar fumando pasta

    Mensaje por Adrián Wadge el Sáb Dic 24, 2011 1:56 am

    Continuaba embistiéndola al mismo tiempo que mordía, lamía o simplemente besaba algunas zonas de su piel que tenía más al alcance o con las cuales me topaba y era inevitable no hacerlo al tenerla debajo de mi, tan entregada e ida en los movimientos. Aquel vaivén de caderas combinado con mi autocontrol por no hacerle daño me llevaban a mil. Nuestros cuerpos entregados, chocando entre sí, transpirando, sudorosos y aquel perfume que se respiraba en el ambiente sólo lograban que mis músculos se contrajeran y mis embestidas sean más fuertes y rápidas, claro que ella no ayudaba tanto con sus gemidos y cuando curvaba la espalda, me hacía enloquecer y, mierda, era como si el control de mi cuerpo se fuera con ella y mis movimientos estén guiados por cuán fuerte gritaba- Hum… Alexis! –jadeé su nombre entre embestidas para luego mojar mis labios entreabiertos y mirarla a los ojos fijamente, oscurecidos por el deseo y verla como la mujer más hermosa que haya podido conocer.
    avatar
    Alexis Efron Hudgens
    Empiezas a ser alguien
    Empiezas a ser alguien

    Mensajes : 4699
    Fecha de inscripción : 04/04/2010

    Re: eso te pasa por estar fumando pasta

    Mensaje por Alexis Efron Hudgens el Sáb Dic 24, 2011 12:00 pm

    -Llevé mis manos a su cabello, rodeando su cuello con los brazos de forma delicada, y traté de acariciarlo sin parecer tan esquizofrénica, aunque mis dedos no podían evitarlo, pues toda yo estaba temblando bajo su cuerpo gracias a las embestidas y al poderos ritmo trepidante que se apoderaba de cada movimiento. Parecía que la forma en la que me penetraba se hacía más intensa a medida que continuábamos, como si cada vez su virilidad se acostumbrara más a mi sexo y a su vez siguiera pidiendo conocerlo mejor y mejor, de forma más y más profunda. Y a mí me tenía fascinada, no solo por lo bien que me hacía sentir su cariño y lujuria sino también porque apreciaba el autocontrol que demostraba tener y cuya principal beneficiada era yo, pues bien podría él haber acabado hace un rato y haberse marchado si su objetivo fuera el de obtener algo de placer para sí mismo y no compartir una noche romántica y fogosa conmigo. Dios, aunque pareciera imposible, Adrián me resultaba más perfecto de lo que yo esperé algún día cuando no era más que una cría ilusionada y enamorada de ese ser tan misterioso y desconocido como hermoso, de él. Sonreí ligeramente, más con los ojos que brillaban de la emoción que con los labios que estaban más preocupados por controlar los gemidos. Sentí su mirada puesta en mi rostro y juraría que aquel hombre me observaba de la misma manera que yo a él, con una admiración inigualable... aquello me puso la piel de gallina. Ni siquiera me dio vergüenza rogarle que siguiera, y que lo hiciera más rápido aún, pedirle que me hiciera suya como nunca antes lo había hecho, mirando directamente a sus pupilas azul profundo. Apreté con mis piernas sus caderas, y las rodeé por un momento de esa manera sintiendo como su miembro se hundía en mí tanto como era humanamente posible.Coloqué las manos en su espalda porque iba a enloquecer y estaba tirando de su cabello un poco más fuerte de lo que debería, y mis dedos fueron a parar a su espalda, donde clavé mis uñas suavemente, sin querer hacerle daño sino tan solo excitarlo más, casi tanto como yo. Sabía que no soportaría mucho más aquel vaivén, que rápidamente iba a sufrir de un brutal orgasmo gracias a él, y necesitaba que Adrián también llegara al grado máximo de placer conmigo.. pero era él el que dominaba la situación por así decirlo, así que desconocía como poder darle tanto placer a él también. Quizá si me coloco yo encima... pensé y no perdí más el tiempo, ¿le sentaría bien que fuera tan impulsiva o tal vez no quería cambiar de postura? Bueno, inseguridades aparte, ahora tenía otra cosa en la que pensar y concentrarme. Lo empujé hacia un lado con mis manos cuidando que no nos separásemos ni un poquito, y cuando dimos la vuelta, quedé sentada yo encima, estratégicamente colocada a la altura de su miembro por supuesto. Deslicé mis manos por su pecho hasta llegar a sus abdominales y me apoyé allí para ayudarme a la hora de dar pequeños saltos encima de él. Movía las caderas circularmente entre subida y bajada, doblé mi espalda y difícilmente llegué con mis boca a su cuello. El ritmo se había hecho más lento, y en cierto modo me gustaba, era una forma de retrasar el inminente orgasmo al que llegaría tarde o temprano, más valía que tarde.-



    LEXI de Wadge~

    Now everybody asks me why I'm smiling out from ear to ear. (They say 'love hurts') ¡but I know!
    Nothing's perfect, but it's whort it after fighting through my fears. And finally, you put me first.

    I can feel the sun whenever you're near♥ILoveU:


    Jackson, my big brother no matter what<3:
    avatar
    Adrián Wadge
    No eres nadie..aún
    No eres nadie..aún

    Mensajes : 432
    Fecha de inscripción : 13/06/2010

    Re: eso te pasa por estar fumando pasta

    Mensaje por Adrián Wadge el Dom Ene 22, 2012 3:53 am

    Solté un gruñido cuando sentí sus uñas enterrarse en mi espalda lo cual hiso que mis caderas perdiesen el control y arremetieran contra las suyas en un intento de saciar estas ganas que le tenía, pero aquello era imposible, cuánto más la sentía tan cerca más aumentaba mi necesidad de ella y no quería catalogarlo como enfermizo, ni tampoco huir por aquella necesidad, aprendería a lidiar con ella con el tiempo y si ella también sentía lo mismo, pues mejor, porque planeaba saciarme cuanto tiempo quiera, con ella. Mojé mis labios, la mujer entre mis brazos era realmente mala, malévola. Solté un jadeo cuando mi espalda tocó las sábanas de la cama y tenía a semejante diosa sobre mí, con el cabello alborotado y algunos de sus mechones apegados a sus mejillas, sus labios entreabiertos mientras movía las caderas contra mí y sus pechos se balanceaban al ritmo que ella llevaba. Mis manos viajaron por su cuerpo, subiendo desde su vientre hasta sus pechos y los masajeé el tiempo que ella estuvo torturándome con aquel vaivén de caderas que había adoptado- Me tienes mal… -susurré en una agonizante frase que revelaba el estado en que me tenía, desde acá se veía como una diosa y mi mirada no se podía apartar de su cuerpo expuesto ante mí. Cuando ella curvó la espalda guiando sus suaves y húmedos labios hacia mi cuello, mis manos bajaron hasta su cintura, para luego posicionar una en su cadera y controlar el ritmo en que iba, y la otra viajó más abajo, donde termina su vientre, acariciando con el dedo pulgar su hinchado clítoris en un juego circular, imitando su ritmo, si ella aceleraba sus caderas yo aceleraba mis caricias y si disminuía la velocidad yo también lo hacía. Ella mandaba, estaba claro, sobre mi cuerpo, sobre mis ganas, era mi deseo. Eché la cabeza hacia atrás soltando un gemido, nunca había tenido un sexo tan decadente como este, era una tortura que sólo Alexis me podía dar, la mujer de mi vida. Agaché la cabeza buscando sus labios cuando aparté mi cuello de ella y al parecer entendió mi lenguaje corporal, y sus labios se apegaron con los míos, los notaba más hinchados, más rojizos, más atractivos, mi lengua se abrió paso entre sus labios y busqué la suya para luego acariciarla suavemente pero con la misma intensidad del momento.
    avatar
    Alexis Efron Hudgens
    Empiezas a ser alguien
    Empiezas a ser alguien

    Mensajes : 4699
    Fecha de inscripción : 04/04/2010

    Re: eso te pasa por estar fumando pasta

    Mensaje por Alexis Efron Hudgens el Mar Ene 24, 2012 7:41 pm

    -Aparté la mirada por un segundo al sentir que sus ojos actualmente oscuros como la cara oculta de la mismísima luna me devoraban de arriba a abajo, haciendo especial hincapié en mis pechos en un primer momento, como si nunca antes hubiera visto el movimiento de unos senos como los míos justo en frente de su cara -lo cual por otro lado, me resultaba absurdamente adorable, mas imposible.- No, yo no tenía el cuerpo más bello del universo, pero cuando Adrián me miraba de aquella manera, me sentía como si lo tuviera. Él tenía ese poder, el de hacerme creer que era única en todo el mundo, y la mejor en todos los sentidos. Lo habría dado todo por dejar la timidez a un lado pero dada a mi temprana edad y a la inexperiencia sxual que ésta conllevaba, me fue imposible esconder la sonrisilla y aquel sonrrojo severo pero discreto, que le daría a entender que nunca me había sentido tan expuesta y motivada, ni tan desnuda, en cuerpo y en alma. En el primer momento en el que sus manos entraron en contacto con mis pechos, masajeándolos a su libre albedrío, sentí que me volvía extremádamente sensible. Hasta el mínimo roce de su piel casi áspera contra mis pezones me hacía vibrar y gemir sin miedo a ser escuchada. Me incliné aún más y busqué su cuello para plasmar ahí mis labios y silenciarme además de dejarle alguna que otra marca, 'propiedad de Alexandra Efron'. Pensé entonces que aquel ritmo desesperante y realentizado iba a acabar conmigo antes que con él mismo, y comprendí que necesitaba saltar con más prisa y más ganas, impulsándome de su pecho con mis dos manos finas y delgadas para que su miembro no dejara de desaparecer entre mis piernas una y otra vez, hundiéndose en mi interior con la mísma rigidez que en un principio. Definitivamente no podía ser humano. Me referí a Adrián para mis adentros con aquel retintín divertido. Para nada me sentía exhausta ni cansada, y aunque el tiempo pasaba fulminante de forma invisible, no dejaría que nos afectara. No aún. No había cumplido mi deseo, no tenía intención de dejarlo tranquilo, no puedo dejar que me gane este malvado hombre Me dije, justo antes de ver mis pensamientos irrumpidos por culpa de un par de dedos que serpenteaban ociosamente hacia mi sexo. Habría soltado un 'Tramposo!' sino fuera porque lo que escapó de mis labios acto seguido fue un intenso gemido que expresaba mi queja, y la impotencia que sentía al ser incapaz de resistirme al placer que me embriagaba. No pareció que a mi hombre le importara ni como me retorcía encima suyo ni como mi corazón alocado bombeaba. Pronto sentí su aliento atrapar el mío y nos fundimos en un beso interminable. Abrí mis labios para dejar espacio a nuestras lenguas mientras mis saltos seguían volviendose cada vez más confusos y apresurados, incluso podría decir que algo torpes, pero bastante pronunciados. La verdad, nunca me había sentido tan hembra y nunca había tenido a tal macho, pero no iba a ser la última vez que me entregara a Adrián de esta manera.



    LEXI de Wadge~

    Now everybody asks me why I'm smiling out from ear to ear. (They say 'love hurts') ¡but I know!
    Nothing's perfect, but it's whort it after fighting through my fears. And finally, you put me first.

    I can feel the sun whenever you're near♥ILoveU:


    Jackson, my big brother no matter what<3:

    Contenido patrocinado

    Re: eso te pasa por estar fumando pasta

    Mensaje por Contenido patrocinado


      Fecha y hora actual: Mar Mar 28, 2017 4:19 am